Emergencia climática: Ayuda a los damnificados por el Huracán ETA e Iota

 

El pasado mes de noviembre de 2020, los huracanes Eta e Iota devastaron todo a su paso y dejaron inundadas las zonas más bajas del Valle de Sula, el área más afectada de Honduras. El Valle de Sula está compuesto por San Pedro Sula, El Progreso, La Lima y Los Campos Bananeros, tres de las cuatro zonas donde no sólo tenemos proyectos, sino donde viven las familias que atendemos en ellos.

 

En noviembre y diciembre de 2020 iniciamos las ayudas llevando alimentos a los damnificados a las escuelas que se habilitaron como albergues. Las familias estaban allí con muy poco y sin el distanciamiento social recomendado para evitar contagios de COVID-19. También activamos el proyecto Food Truck Solidario para llegar a zonas más alejadas donde no estaban llegando las ayudas. 

 

Después de unas semanas, cuando bajó el agua, muchas familias pudieron limpiar sus casas y pudimos así evaluar los daños y las necesidades más imperiosas. Activamos una donación para la compra de enseres para ayudar a los damnificados con básicos como colchones, estufas de cocina, gas para cocinar, platos, sartenes, mesas, sillas y demás útiles para que pudieran recuperarse de una situación tan difícil.

 

En 2021 planteamos activar más ayudas en función de las evaluaciones de los daños. Actualmente no tenemos datos para concretar un presupuesto 2021 y su impacto con datos, pero os aseguramos que estaremos ahí con vuestra ayuda, porque no dejamos a nadie atrás.

Onda de Impacto

 

-Las ayudas a las familias afectan positivamente el las comunidades donde residen.

-Disminución de formas ilegales o peligrosas de lograr los alimentos y productos de higienes, y por tanto fomento de la paz en las comunidades.

Contexto: ¿por qué este proyecto?

 

La crisis sanitaria generada por el virus COVID-19 llegó a Honduras a mitad de marzo 2020, generando el confinamiento total de escuelas y negocios de todo tipo, a excepción de servicios esenciales. Y aunque la Asamblea General de Naciones Unidas se exhortó a los gobiernos a reconocer las TIC como una necesidad y no un lujo en los presupuestos gubernamentales, debido a que “el bienestar social y la economía de las sociedades, las comunidades y las personas dependerá cada vez más del conocimiento y uso exitoso de las TIC” (Poh-Sze, 2002), Honduras no ha tenido éxito en los intentos de digitalización del país. 

 

En Honduras, la educación online tal como la conocemos en Europa no es viable,  por lo que los esfuerzos que hemos realizado durante el 2020 han sido tremendos. El Índice de Desarrollo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (IDI) evaluado por la Unidad Internacional de Telecomunicaciones (UIT), indican que Honduras ocupa la posición 107 de los 155 países en 2011. Esto implica la existencia de una considerable brecha digital, no sólo con relación a los países más desarrollados, sino también con América Latina e incluso con los demás países de la región Centroamericana. (Fuente: Agenda Digital de Honduras 2014-2018 de la UNESCO)

 

Fundación Verón  crea proyectos para cambiar estas realidades, tenemos organizada para 2021  la llegada equipos informáticos que  ante esta crisis fueron donados a la fundación, con el objetivo de poder dotar de material informático con el que poder trabajar a distancia como se ha hecho en el resto del mundo desarrollado.

 

Paralelamente a los problemas de acceso educativo, la situación psicosocial en los hogares es un gran problema, pues  la falta de acceso a productos de higiene y alimentos de las familias se ha reducido notablemente. Las familias se han visto, en general, incapacitadas para  trabajar, y de las pocas que pudieron, fue recibiendo el salario en cheques y con las restricciones de movilidad no podían materializar su salario. Las familias dependían también de la beca de alimentación que otorgamos en la Escuela del Vidrio a los estudiantes, sabíamos que eso les supondría un gasto con el que no contaban, a lo que se sumó la pérdida de empleos generalizada. Es por eso que activamos nuestro primer proyecto de Ayuda Humanitaria para hacer entregas de provisiones de alimentación e higiene a las familias que atendemos en los proyectos en Honduras.

Si prefieres hacer una donación puntual, no olvides enviarnos un email a hola@fundacionveron.org con NOMBRE, APELLIDOS, DNI y Código Postal para hacerte el certificado de donación.

33505

HAZ UNA DONACIÓN PUNTUAL CON TRANSFERENCIA

ES48 0128 0012 8101 0007 0185