(Imagen publicada por la BBC News el 24 de octubre)

Ahora que el mundo vuelve su mirada hacia Honduras, uno de los países más difíciles de Hispano América, es un buen momento para dar una pincelada sobre la herramienta más poderosa que hay para el desarrollo de un país: LA EDUCACIÓN.

Según el informe de Progreso Educativo de Honduras 2017, el país tiene el segundo peor rendimiento en relación a otros de la región y todavía quedan muchos niños y jóvenes excluidos del sistema. Las desigualdades sociales se traducen en desigualdades educativas en el acceso y desempeño que se acentúan en la Educación Pre Básica (5 años), en el tercer ciclo de Educación Básica (12-14 años) y en Educación Media (15 a 17 años). Hay que tener en cuenta que Honduras presenta la mayor proporción de población en condiciones de pobreza en Centroamérica, con un total de 70% en condiciones de pobreza, un 48,2% en condiciones de pobreza extrema y un 36% en condiciones de pobreza “crónica” (PENCONARE, 2016, p. 130-138). Así que la permanencia de los estudiantes en el sistema educativo está fuertemente asociado al nivel socioeconómico familiar y condicionada por el área geográfica: urbana vs rural.

Proporción de población con acceso a cada nivel educativo según quintil de ingresos. Honduras 2016
     
Nivel Educativo Primer Quintil Quinto Quintil
Pre básica 26,4% 64,2%
Básica Ciclos I y II 91,1% 94,8%
Tercer Ciclo de básica 52,0% 71,0%
Nivel Medio 27,2% 62,4%
Tasa de cobertura según región urbano-rural por edades de los estudiantes
         
Categoría 3-5 años
(Pre Basica)
6-11 años
(I y II Básica)
12-14 años
(III Básica)
15-17 años
(Nivel Medio)
Urbano 35,9% 93,5% 60,8% 40,2%
Rural 37,4% 91,4% 32,5% 15,6%
Nacional 36,6% 92,4% 43,1% 28,1%

Fuente: Instituto Nacional de Estadística. LVIII Encuesta Permanente de Hogares. Junio 2017.

Sumamos que el gasto público en educación se ha ido reduciendo en el último quinquenio, al mismo tiempo que la aportación de la cooperación externa. La situación no es preocupante, es crítica.  Una de las opciones más eficaces en la lucha porque el acceso a la educación sea una realidad para todos, es la labor que están haciendo múltiples Organizaciones e Instituciones sin ánimo de lucro, con el objetivo de desarrollar personal y profesionalmente a los jóvenes hondureños. Entre ellas, no sólo la Fundación Verón, cuyo proyecto de La Escuela del Vidrio y Hostelería en la municipio rural de El Yoro, va creciendo año a año en número de alumnos y oportunidades, también ACOES o Fe y Alegría en Honduras, o Manos Unidas o Save the Children o Unicef o tantas otras pequeñas y grandes que gracias a la aportación y generosidad de muchos se abren camino para ser un verdadero motor de cambio.

Os dejamos este vídeo con unas palabras de nuestra amiga la Cónsul Honoraria de España en Honduras, M Isabel Rodríguez de Vera.