Escuela del Vidrio

 

La Escuela del Vidrio es un proyecto educativo de cooperación internacional que fue iniciado en 2009 y cuya localización se sitúa en la Aldea El Porvenir del Norte (Camalote), al norte de la ciudad de El Progreso, Yoro, HondurasEste proyecto está orientado a jóvenes de escasos recursos de áreas rurales que de otro modo no tendrían acceso a una educación de calidad. Con el objetivo de dar una formación lo más completa posible, nuestros jóvenes de la escuela reciben una educación dual. Cursando la educación obligatoria (llamada ciclo básico) a la vez que una formación profesional, donde pueden elegir entre Artesanía en Vidrio o Cocina y Turismo, con la certificación de CONEANFO (Comisión Nacional para el Desarrollo de la Educación Alternativa no Formal) y permitiéndoles examinarse al mismo tiempo del Ciclo Básico (educación reglada) gracias al convenio con IHER (Instituto Hondureño de Educación por Radio). 

 

Tanto profesores como contribuyentes creemos en la importancia de una educación orientada al acceso laboral, y por ello se ofrecen proyectos paralelos de prácticas reales. Lo que no sólo les abre muchas puertas para su contratación dada la experiencia, sino que les dota de actitud, compromiso y motivación. Además, de este proyecto han nacido otras muchas iniciativas que benefician globalmente a las comunidades de El Progreso.

PRESUPUESTO 

287.4382€

Nº DE ALUMN@S

134

Nº DE EMPLEADOS

18

Nº DE COLABORADORES

20

BECA MENSUAL POR ALUMN@

178€

Presupuesto original en moneda local es de 3.547.767 lempiras
*Cambio euro-lempira a fecha 08/06/2022 = 26,18

Onda de Impacto

 

Nuestros beneficiarios indirectos son:

-Sus respectivas familias y las comunidades rurales en las que viven los jóvenes. 

-Los empleados del centro: maestros, equipo administrativo, limpieza y vigilancia. 

-Los voluntarios que visitan la Escuela del Vidrio, por la multiculturalidad, sensibilización, empatía y concienciación social. 

-Las comunidades rurales que se encuentran alrededor de la escuela, las cuales no cuentan con centros educativos de calidad, donde los niños y jóvenes no alcanzan las expectativas para luego acceder a un trabajo digno.

Contexto: ¿por qué este proyecto?

 

Honduras es un país definido por la falta de oportunidades educativas y laborales, tanto por parte de las empresas, que ofrecen contratos cuestionables y de baja calidad; como por parte de la oferta educativa que se ve subestimada por la necesidad de subsistencia de la población, obligada a buscar fuentes de ingresos rápidos para poder sobrevivir.

La tasa de participación laboral en Honduras es del 57,3 (2019, INE). Sin embargo, el 52% de ocupados no se considera asalariado dado el alto porcentaje de informalidad, y Honduras es uno de los países latinoamericanos con más altas tasas de informalidad. 

La tasa de desempleo era de un 8,5% en 2021 (Banco Mundial). En cambio, el subempleo es de un 60,6% (2019), lo cual significa que un 60% de la población no llega a ganar el sueldo mínimo o trabajan sólo de forma parcial (INE).

 Además, el nivel de escolarización secundaria es preocupante, pues el 13% de los hondureños mayores de 15 años no sabe ni leer ni escribir (INE), dato que alcanza el 20,2% en zonas rurales.

La precariedad e informalidad están altamente relacionadas con la falta de formación educativa, ya que según el Banco Mundial, un 73,3% de aquellas personas con bajo nivel de educación acaban en trabajos informales, mientras que sólo un 9,5% de aquellos con educación elevada acaba en empleos informales.

 La precariedad laboral es tan extrema que las últimas contrataciones, según la Mesa Territorial de Empleo de la Ciudad de El Progreso en la cual participamos, no superan los 58 días, especialmente en el caso de los Call Centers.

 

La falta de formación adecuada y la necesidad de ganancias, provoca que una gran parte de los jóvenes recurran a grupos peligrosos, como las maras o los narcos.

 

Es de ahí de donde nace una escuela centrada en una educación profesional de calidad y orientada al acceso laboral. Construida en unos valores de igualdad y centrada en que los estudiantes respondan a su derecho a la educación, se asegura de que puedan así entrar al mercado laboral con experiencia real y trayectoria profesional.

Si prefieres hacer una donación puntual, no olvides enviarnos un email a hola@fundacionveron.org con NOMBRE, APELLIDOS, DNI y Código Postal para hacerte el certificado de donación.

33505

HAZ UNA DONACIÓN PUNTUAL CON TRANSFERENCIA

ES48 0128 0012 8101 0007 0185
Instagram