GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS

No nos referimos a los superhéroes de la película, que además no era muy buena, no, nosotros nos referimos a cuatro personas geniales:  (Daniel Gutiérrez, Marihola Bernabé, Alicia de la Fuente y Alicia Moreno), que acaban de volver de hacer un voluntariado en Honduras para ayudar en la formación de la especialidad de hostelería de La Escuela del Vidrio. Sus objetivos: formación en barista (cafés y smoothies), pastelería, nutrición saludable, atención al cliente y protocolo de servicio en restaurantes. No era una formación al uso, además el perfil de los chicos también requería una atención especial, pero ellos no sólo son unos profesionales académicamente hablando, son expertos en pedagogías con perfiles adaptados. Así, crearon un programa especial, cada uno se dedicó a un área y se encargaron de que todas estuvieran coordinadas para que los alumnos adquieran una visión global, vamos que los chicos en sala supieran los ingredientes de cada plato, o tuvieran en cuenta que tan importante es saber hacer un delicioso capuccino, como moverse con elegancia con la bandeja en que lo portan, y saber los beneficios o peligros de sus ingredientes.

Chicos en la escuela cocinando

Daniel les enseñó cómo hacer riquísimos cócteles sin alcohol y los cafés como grandes baristas

Alicia Moreno les dió clases de reposteria, una dulce alquimia que requiere de mucha atención.

Marihola les introdujo en el arte de servir la sala con gracia y eficacia, que esto rima, pero la práctica no es tan fácil

Y, por último, Alicia de la Fuente, les formó en el campo de la nutrición, para que platos e ingredientes no tuvieran secretos para ellos.  

videomerengue

Unos talleres específicos que persiguen la excelencia en la formación de los alumnos, para que tengan muy presente que la profesionalidad en cada área será su valor añadido, pero, en esta ocasión además, la relación que se estableció entre profesores y alumnos fue realmente especial. Un voluntariado intenso que tenemos que agradecer también a la Fundación Tomillo y AIPC Pandora. Estas organizaciones has participado en la gestión del voluntariado, liderado por AIPC Pandora, una asociación especializada en experiencias transformadoras.