«Nativo Digital» busca profesor

Los alumnos, hoy, no le ven el sentido a memorizar lo que tienen a golpe de clic en su teléfono, en su Tablet.

Los profesores no saben transmitir la importancia de que, aunque efectivamente la lista de los Reyes Godos no tienes por qué saber cantarla, el conocer cómo evoluciona la Historia del Pensamiento y su reflejo en el lenguaje, la economía, la arquitectura, en definitiva, en el trascurrir de la vida, es absolutamente necesario para entender nuestro mundo actual. No hay presente sin pasado y el futuro depende de nuestro presente, así que, ¿cómo adaptar el sistema educativo para que sea de verdad eficiente? Los avances tecnológicos multiplican su velocidad pero son producto de una evolución, así que, obviamente, es importante saber formular la pregunta, saber dónde buscar la respuesta, saber aprovecharse de ella, saber fallar, saber replantear, saber jugar y saber disfrutar.

Quienes son responsables de diseñar la política educativa parece que no acaban de entender las necesidades del alumno de hoy y cómo aprovecharse de las enormes posibilidades que la tecnología nos ofrece y, por otro lado, los alumnos prefieren ser autodidactas en aquellas materias que les llaman la atención porque, si consideran obsoleto lo de hace un año, estudiar algo del siglo pasado, creen que no les servirá de nada. Entre unos y otros parece que se han olvidado de que lo importante es SABER PENSAR. El verbo “educar” etimológicamente significa guiar, conducir desde un camino y sacar desde dentro hacia afuera, no llenar la cabeza de información, sino revelar las potencialidades del alumno y, pasados más de 2000 años, ése debería seguir siendo el sentido a aplicar. Da igual la herramienta, da igual la meta, da igual el tiempo, todo pasa por un camino que se recorre y se interpreta hasta llegar a un fin.

Los estudiantes han cambiado radicalmente, ya no son las personas para las que nuestro sistema educativo estaba diseñado, sus intelectos trabajan con otros parámetros, son así:

Haz clic en el vídeo y descubre cómo ya en el año 2010 los jóvenes ya reclamaban una formación actualizada, su espontaneidad te hará sonreír además de reflexionar. *Si necesitas subtítulos, tras abrir el vídeo, haz clic en el botón (abajo a la derecha) iconosubtitulos

Jóvenes, jovencísimos, que de una forma casi natural programan, que se desarrollan jugando con la tecnología porque forma parte de su vida desde que nacieron, que tienen la misma creatividad e imaginación que las generaciones anteriores pero una forma de entender, de jugar, de comunicar, algo distinta y que, aunque se mueven como pez en el agua en entornos que a la mayor parte de sus profesores les extrañan, necesitan formarse, ser guiados para madurar, para dar lo mejor de sí. Es responsabilidad de todos saber motivarles, entender su idiosincrasia. Si sabemos que su atención se pierde en 20 minutos, que funcionan mejor con conocimientos radiales y no lineales, que responden a los estímulos simultáneos a la velocidad de la luz, que aprenden mejor los argumentos de los juegos que las clases magistrales, que les gusta “crear” sus conocimientos (¡llevan todas las bibliotecas en el Smartphone para poder hacerlo!) y que trabajan en ello de forma colaborativa… ¿por qué nos empeñamos en basar la educación en clases con formato del siglo XIX?  ¿Es que tú no te has preguntado alguna vez para qué te han servido las horas que empleaste en aprender a realizar los ejercicios de límites matemáticos en tu vida real? Por cierto, todavía no tengo respuesta. Pues eso mismo les pasa a ellos. No son más listos, no son menos niños, simplemente su entorno ha cambiado y son diferentes en su proceso cognitivo, son los nativos digitales y son los futuros responsables de nuestro maltrecho mundo, se merecen tener los MAESTROS adecuados.

En este vídeo, os aseguro que no os va a aburrir, Juan García pone los puntos sobre las íes hablando de los nativos digitales, de que la ciencia infusa no funciona ni con ellos, ni con el profesorado.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.