Las inversiones de impacto son inversiones realizadas en compañías, organizaciones y fondos, con la intención de generar impacto social, medioambiental y retorno financiero. Las inversiones de impacto pueden ser realizadas tanto en mercados desarrollados como emergentes.

El pasado 27 de noviembre en el Foro DEMOS 2018, Fabio Deboni, Director del Instituto Sabin de Brasil, nos mostraba la variedad de opciones que existen hoy día para crear impacto social invirtiendo y consiguiendo un retorno. Pero también en este foro, Xavi Pont, Director y Cofundador de Ship2B, advertía que las fundaciones no podemos perder nuestra esencia filantrópica.

demosimpact

Y es que hemos de tener cuidado y no convertirnos en un nuevo modelo empresarial, si no que hemos de seguir generando en la sociedad el sentimiento de responsabilidad y sensibilidad para con los demás; es decir, de co-responsabilidad, solidaridad, empatía y civismo.

Los microcréditos al desarrollo son el método más conocido de generación de impacto con retorno, pero en Fundación Verón no lo vemos así al 100%. El retorno para nosotros significa el éxito de la o las personas a las que hemos apoyado a desarrollar un negocio y mejor aún si ésta es creadora de nuevos empleos.

collageHNrural

Cómo creamos impacto en Fundación Verón? Lo primero es definir qué es el impacto social.

Haciendo una crítica constructiva a la cooperación tradicional, el “dar” ya no es un método eficiente. Igualmente, el “a cuantos más mejor” tampoco resulta útil si lo que queremos es crear un impacto que sea sostenible en el tiempo, reproducible, extensible e incluso multiplicable. Es por ello que en Fundación Verón estamos apostando por el enfocar nuestros esfuerzos de forma más intensiva y localizada.

El impacto tiene varias partes en las que se definen objetivos medibles mediante indicadores:

  1. El impacto directo o output: es el resultado evidente de las acciones realizadas sobre el beneficiario directo.
  2. Los resultados intermedios o outcomes: se trata de los cambios deseados en la situación social de los beneficiarios directos de nuestra actividad, a corto y largo plazo.
  3. Lo que se conoce como Impacto Total o Impact: Son los cambios a largo plazo a nivel más general de la población; es decir las consecuencias de la actividad nuestra y de otras entidades y colectivos. Esto define la eficacia real de la organización.

Por ejemplo, en el caso de Fundación Verón y nuestros colaboradores, cuando donamos educación generamos algo más que jóvenes graduados:

Generamos nuevos empleados y nuevos empleadores; generamos familias en mejor situación económica; generamos por tanto consumo, economía y circulación de la moneda; generamos aprecio por la educación y jóvenes que se preocuparán por educar a sus hijos; generamos mejoras en la industria y los servicios de un país.

De esta manera queremos destacar la importancia de tomar las decisiones adecuadas a la hora de donar a una organización. Hay que pensar que donar es una inversión en favor de la mejora social y que tendrá un retorno para bien a nivel global; por ejemplo paliando la necesidad de muchos colectivos de salir de sus países de origen en busca de otras realidades.

Otro factor de la Inversión de Impacto puro y duro es que las organizaciones, viendo la falta de ayudas públicas y privadas, hemos generado formatos para poder crear una sostenibilidad a los proyectos que iniciamos. ¿Cómo? Haciendo que una parte de los proyectos se parezca a una pequeña empresa y genere un retorno que es invertido en mejoras sociales, como una retroalimentación.

Aquí me permito hacer un pequeño inciso sobre las ayudas que se brindan a las organizaciones de bien social. La mayor parte de las ayudas son para iniciar proyectos, no para mantenerlos; esto hace que necesitemos apoyo estable de los socios particulares para mantener las acciones y que también se recurra, por tanto, a proyectos de Inversión de Impacto con retorno financiero.

Para cerrar esta pequeña reflexión, queremos aprovechar para felicitar y agradecer a los grandes filántropos, normalmente anónimos, que siguen empeñados en que invirtiendo adecuadamente un mundo mejor es posible.