¡Os presentamos por fin la Barbería de Franklyn! Gracias al Microcrédito al Desarrollo de Fundación Verón, Franklyn ha podido terminar su negocio y medio de vida. Además, a él le apasiona ese trabajo y lo hace increíblemente bien. Así que si vais por Honduras, ¡ya sabéis dónde podéis ir a cortaros el pelo y asear la barba!

Es una verdadera alegría ver cómo avanzan jóvenes como Franklyn. Él sabía muy bien lo que quería. Es ex alumno de la Escuela del Vidrio de Honduras. Realizó allí los Estudios Técnicos del Vidrio con la certificación de la Fundación Centro Nacional del Vidrio de Segovia (España). Tras ello entró en el Programa de Aprendizaje LAHAT, en esa misma escuela, donde desarrolló más sus capacidades en las técnicas del vidrio así como en organización empresarial. Gracias a este programa Franklyn pudo ir reuniendo un dinero y fue construyendo su Barbería. Pero iba muy poco a poco. El lugar no tenía ventanas, ni techo. Cuando nos dimos cuenta de todo el esfuerzo que le ponía Franklyn, pensamos que él era un candidato ideal para recibir un Microcrédito al Desarrollo de Fundación Verón.

El joven ha estado bastante ocupado estas últimas semanas terminando los detalles de su negocio. Pero oye, le ha quedado fenomenal.

IMG-20170202-WA0001 IMG-20170202-WA0002 IMG-20170202-WA0003

La Barbería de Franklyn se encuentra en la comunidad de Arena Blanca, en El Progreso. Hemos de señalar que a Franklyn es muy trabajador y perseverante. Muy buenas cualidades para ser emprendedor. Y, sobre todo, estamos seguros de que atiende muy bien a sus clientes.

De esta manera ya son dos los jóvenes hondureños que han podido acceder al Fondo de Jóvenes Emprendedores de Fundación Verón. ¡Enhorabuena Franklyn!