Sector

Educación y formación profesional

Localización

El Progreso, Yoro Honduras

Presupuesto 2019 en euros – construcción y licencias
47000

Donado por Fundación NACAR, gracias al apoyo de Educasa y Fundación KPMG

Placas solares donadas por Elecnor

Food Truck Solidario

En 2019, con la colaboración de Fundación NACAR, Fundación Verón, Educasa y Fundación KPMG construimos un Food Truck Solidario para la formación profesional dual de los jóvenes estudiantes de Cocina y Turismo de la Escuela del Vidrio de Honduras.

 

Este proyecto tiene 3 objetivos:

  • Educación dual
  • Sensibilización y comunicación de la labor realizada y la necesidad del acceso a la educación
  • Proyección social con centros infantiles y asilos de mayores

 

Para la construcción de este proyecto, participarán miembros de la ONGD local Asociación Amigos de la Escuela del Vidrio, miembros de Fundación Verón, empleados de la Escuela del Vidrio, el taller mecánico de David Escobar en El Progreso (Honduras) así como otras empresas locales para la serigrafía, las instalaciones de la maquinaria, el suelo aislante etc. 

Asimismo el Food Truck tendrá una placa solar instalada para su funcionamiento gracias a la colaboración de Elecnor y la empresa de instalación Solaris.

Beneficiarios

Beneficiarios directos

Perfil:

Jóvenes de escasos recursos de comunidades rurales de la ciudad de El Progreso, Yoro, de entre 15 y 18 años, que han cursado 6º de ciclo básico, y que por circunstancias variadas no tienen opciones para estudiar. Su actitud de superación les anima a querer seguir con los estudios y acceder a un empleo de calidad.

Número:

32 nuevos alumnos al año.

Total: 100 alumnos.

Beneficiarios indirectos

Perfil: 

  • Asilos, comedores sociales y centros infantiles de la zona.
  • Empleados de la escuela del vidrio: maestros, equipo administrativo, limpieza y vigilancia.
  • Familias – las familias (padres, madres, tutores, abuelos, hermanos…) de los jóvenes estudiantes y de los empleados en la Escuela del Vidrio.
  • Comunidades rurales sin centros educativos de secundaria
  • Comunidades rurales en las que viven los jóvenes
  • Empresas y negocios que puedan contratar a jóvenes formados, cualificados y con valores y capacidades para el trabajo.
  • General – mejora de los servicios de las empresas, mejora de la circulación de dinero, mejora socio-económica.
  • Voluntarios que visitan la Escuela del Vidrio – multiculturalidad, sensibilización, empatía, concienciación social

Número estimado Indeterminado

Financiadores

Fundación NACAR

Educasa

Fundación KPMG

*Fundación Verón: Iniciativa, desarrollo, supervisión de la construcción, reportes a los financiadores, personal de diseño y arquitectura, viajes, difusión.

Colaboradores 2020

Nº de colaboradores: 21

Horas colaboradas: 1950

  • Viajes y diseño: 250
  • Construcción, pintura, instalaciones etc: 1650
  • Cotizaciones, negociación y compras: 50
Contexto

Honduras es un país que no ha logrado empoderarse de políticas públicas que verdaderamente busquen el bien común el desarrollo de un pueblo empobrecido. La desintegración familiar en la que nos hemos visto envueltos en las dos últimas décadas por las migraciones, sumado a la corrupción política, la violencia y los grupos de maras y narcos,  ha empobrecido el país y muchos jóvenes no tienen oportunidad de acceder a la educación secundaria, sobre todo en las áreas rurales. El 46% de la población hondureña, que corresponde a la población activa del país, se encuentra en en preocupantes niveles de desempleo y sobre todo de ocupación precaria (cerca del 60%). Además existe un amplio porcentaje de falso autoempleo, que más bien son medidas de subsistencia.

 

Los niveles de pobreza y analfabetismo son preocupantes, así como la situación política, la cual no deja de empeorar desde las elecciones de 2017. Las ayudas sociales no llegan ni siquiera por parte de la cooperación española.