Diario 28: Lo que no nos cuesta, hagámoslo fiesta

Llevamos una semana en Honduritas, y la verdad es que ha sido una semana muy bien aprovechada. Todos los días cuando nos vamos a dormir Patricia y yo hablamos de lo mucho que hemos ido avanzando a lo largo de los viajes y de lo contentas que estamos por ello. 

Los dos primeros días tuvimos reuniones muy fructíferas en San Pedro, conocimos a Julio Escoto, reconocido escritor hondureño y organizamos reuniones para la Verbena Solidaria que vamos a hacer este Viernes 16 en la Alianza Francesa. 

Conocimos a Nelson Fiallos, que trabaja en gestión de Acción contra el Hambre aquí en Honduras. Y un par de días más tarde vinieron a visitar la escuela Julio, Arnulfo Aguilar, Marco Rictti y Valentino Prego. Les encantó la escuela, y desde la reunión cada cual ha ido apoyando con lo que ha podido, Marco con contactos dentro del tercer sector para ver cómo pedir financiación periódica para la escuela, Arnulfo con una entrevista para Maya TV y Julio con una reunión para presentar el proyecto de la Escultura para su financiación. 

También vino un equipo de Humanity and Hope, una fundación americana que también trabaja en algunas comunidades de donde son 7 de nuestros estudiantes. Tienen un plan de voluntariado buenísimo y nos han facilitado todo tipo de tips respecto a  al organización del mismo. 

Hablando de la escultura, también llegó Daniel Castillo, reconocido Artista colombiano con el que arrancamos este proyecto. Y unos días más tarde aparecía  William Terry, su ayudante. Ambos, grandes personas y profesionales, han sacado a la velocidad de la luz un vitral muy bonito para Lahat. A parte de esto, también se quedan a dormir en la escuela, lo cual hace realmente fácil el conocerse y hablar de las preocupaciones laborales y de la vida misma.  

Entre presentaciones, explicaciones y replanteamientos sobre cómo se presenta el año, la Escuela y los proyectos venideros. Hemos hablado mucho sobre la forma de dar. Damario Reyes, hondureño que tiene una compañía de Teatro en San Pedro Sula nos preguntaba si todo lo dábamos gratis. 

Y la verdad es que desde hace muy poco no lo damos todo gratis. Desde el curso pasado los padres pagan un total del 15%, del 10% o del 5% de todo lo que cuesta el año de sus hijos en la Escuela del Vidrio. Cierto es, que hay familias que no se pueden permitir ni el 5%, y a ellos les damos una beca del 100% pero con la idea de replantearlo cada trimestre para ver si aquellos padres han hecho un esfuerzo por conseguir un trabajo. 

Damario, más que preguntar, mientras le explicábamos el proyecto, nos dijo muy preocupado “ni se os ocurra darnos a los hondureños algo totalmente gratis”. 

Daniel, que por las güerillas en Colombia, nos contaba que tuvo que irse como inmigrante a Canadá, decía que quién algo quiere algo le cuesta y que él se monto su taller de nuevo, desde cero en un país completamente diferente al suyo, llevando a su mujer y a sus dos hijos. Que si él hubiera tenido la misma suerte que estos chicos la habría sabido aprovechar al máximo, y William nos dijo la frase que hoy está de cabecera en este blog, que en su pueblo también se decía mucho “lo que no nos cuesta, hagámoslo fiesta”

Nosotras utilizamos muchísimo la palabra fiesta, hablando de que esto sí cuesta pero que no deja de ser una celebración continua el hecho de que esta escuela esté de pie, ayudando a tanta gente y dando trabajo a tanta gente. Y que es una fiesta porque es una alegría y es un orgullo. 

¿No son las mejores fiestas las que son el cierre de algo que ha costado?

Hablando de costes, la Verbena cuesta 750 Lempiras, y con ella se cubre el gasto del plato de paella que damos, la consumición y un mes de Beca Comedor para un alumno de la Escuela del Vidrio.

Queridos seguidores hondureños, veniros, va a estar genial.

Queridos seguidores españoles, abril es vuestro mes, iremos informando!



Instagram