Eventos de Febrero 2019. Fundación Verón

¡Colaborar es divertido!

En la Fundación Verón tenemos suerte, porque tenemos amigos como tú que están dispuestos a #serpartedelasolucion ofreciéndonos su trabajo. Es una combinación perfecta porque Yria elabora cervezas artesanales impresionantes y Lex y su banda son unos fantásticos músicos con valor propio y corazón generoso. Juntos los hemos podido disfrutar en las pasadas ediciones de nuestro “cerdo solidario” y, por separado, este mes de febrero, nos han dejado momentos inolvidables.

Yria celebró su 9º aniversario, el pasado 9 febrero, con un evento entre amigos, en la sala Sagitario de Valdemoro y allí nos dejaron presentar nuestro proyecto e informar a todos de cómo podían colaborar, para empezar, maridando sus riquísimas cervezas con nuestros tradicionales bocadillos de cerdo al espetón. Ani y Ernesto lanzaron además su cerveza solidaria, “La Catracha”, una cerveza negra con sabor a café hondureño cuya etiqueta diseñaron los alumnos de la Escuela del Vidrio y Hostelería.

Dicen que una imagen vale más que mil palabras y, aunque no podáis beber, comer, reír, disfrutar de la amistad como nosotros lo hicimos, seguro que esta muestra os convencerá de que pasarlo bien y colaborar no es para nada una rara combinación.

Lex y su banda, el viernes 22, nos obsequiaron con un fantástico concierto solidario en la sala de rock Thundercat Club para promocionar nuestra Fundación. Como son así de versátiles y geniales hicieron una playlist especial para el evento, una selección de los hitos de siempre y de hoy, porque pudimos pasar de oír un tema de Santiago Auserón a otro de Ed Sheeran, o de Loquillo a Bruno Mars, así que cantamos y bailamos de principio a fin. Crearon un ambiente único y lo pasamos genial. Alex, su hermano, José, Adela, y el batería, sonaron fabulosos y compartieron escenario con amigos, entre ellos, mención especial para Juan Bosch y Marta Amusátegui, del equipo de CH Cuatro Comercializadora de Gas, empresa patrocinadora de la Fundación Verón y enamorada de la música.

Estaba oscuro, como no podía ser de otra manera, y lo decimos para disculpar la calidad de las fotos, no por nada más, pero ahí lo tenéis.

Sólo queda dar las gracias a todos, porque nos divertimos de verdad, disfrutamos de verdad, y con cada vez más gestos así, sabemos que allá, por una región difícil de situar en Honduras, la Escuela del Vidrio sigue adelante.

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.