Voluntariado de Cocina en Honduras

Fundación Verón apoya a la Escuela del Vidrio de Honduras de diversas maneras. Una de ellas es enviando voluntarios profesionales. En noviembre de este año, Alfredo ha visitado la Escuela del Vidrio, con el objetivo de ofrecer formación en cocina española, pero también de realizar sesiones con los jóvenes sobre emprendimiento y empresa, ya que para nosotros es fundamental fomentar la autosuficiencia en estos entornos.

Alfredo nos ha regalado un texto de su experiencia con este proyecto de una forma especialmente humilde. El voluntario realizó el Curso de Cocina Española con los jóvenes que allí están estudiando el primer año de Técnico en Gastronomía, Hostelería y Turismo, junto el profesor de cocina, Dany, y el coordinador de GHT, Gustavo Suazo.

DSC_8891 (Copia en conflicto de ALFREDO FERNANDEZ 2016-11-17)«Voy a tratar de resumir mis sensaciones en relación con los siete días que he pasado en la Escuela del Vidrio, en El Progreso (Honduras).

 Mi primer sentimiento es de agradecimiento a las personas que han hecho posible esta experiencia y al cálido recibimiento que me dispensaron tanto el staff de la escuela, como los componentes de la Asociación Amigos de la Escuela del Vidrio (AEV) y por supuesto de los alumnos.

 Tuve el atrevimiento de impartir un cursillo de cocina española a los estudiantes de primer curso; que me perdonen los chefs Gustavo y Dany, pues soy un aficionado a la cocina que tuvo que vencer la vergüenza de dirigir estas sesiones en presencia de dos grandes profesionales que en ningún momento me evidenciaron su superioridad. Gracias, muchas gracias.

 También hice sufrir a los chicos de la escuela con unas charlas de iniciativa empresarial, que realmente es el campo en el que teóricamente debería tener conocimientos. Me quedo con la dudad de si ha sido de provecho para ellos.

 El resultado de la experiencia ha sido de beneficio para mí, la paradoja es que iba a tratar de entregarles algo de mi experiencia vital y lo que ha sucedido es que me he enriquecido; he regresado con la bolsa llena de dientes de muchos dientes, los que continuamente me mostraron los chicos con sus maravillosas sonrisas, fueron continuas, muy generosas, me han conmovido profundamente.

 Otra aprovechamiento en mi beneficio ha sido la lección de entrega de la dirección, jefatura de estudios y profesores en general, que van mucho más allá de una relación laboral, llegando a una implicación personal en el proyecto de darles una oportunidad de futuro a esos chicos que el injusto sistema económico mundial ha colocado en el escalón más bajo en el reparto de la riqueza. Pongo un ejemplo, el primer día, primera y más que oportuna lección: la Directora y el Jefe de Estudios permitieron que les acompañáramos por el poblado El Camalote, donde está situada la escuela, y pudimos comprobar cómo iban casa por casa preguntando si tenían chicos en edad de incorporarse a la Escuela del Vidrio, lo que me permitió constatar el muy difícil hábitat de los alumnos de la Escuela.

 Reseñar el gran esfuerzo que vienen haciendo las fundaciones VERON y NACAR, financiando esta apuesta por dar oportunidades de un mejor futuro por medio de la educación para estos jóvenes en riesgo de exclusión social.

Finalmente un recuerdo de ánimo a las dos incasables mujeres componentes de la Asociación Amigos de la Escuela del Vidrio, Isabel y Ana, que no desfallezcan que el futuro de la escuela está en sus manos.

Desde Oviedo, en el mes de noviembre de 2016

ALFREDO FERNÁNDEZ”

https://youtu.be/uVhGP9mpWDs

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.